Get Adobe Flash player
Inicio MINISTERIOS ESCUELA DOMINICAL ESCUELA DOMINICAL

 

Las Escuelas Dominicales.

Las Escuelas Dominicales son toda una institución en el seno de las iglesias evangélicas, independientemente de su denominación o filiación doctrinal. Responden a la necesidad de transmitir la fe desde la más tierna infancia, siendo una ayuda para las familias en este propósito. Los evangélicos hemos pensado siempre que son las familias y las iglesias locales las responsables ante Dios de compartir la fe con los niños. No hemos pensado nunca que ello sea algo que delegar en la escuela, pública o privada. La escuela, especialmente la pública, ha de ser laica y neutral en temas de fe. Para eso están los padres y, ayudándoles, la iglesia local. Por ello se hace imprescindible un espacio donde los niños y las niñas puedan comenzar a leer la Biblia, conocer su contenido y ello en un ambiente adecuado para su edad y sus inquietudes. De ahí que naciesen las así llamadas Escuelas Dominicales, ámbitos donde este propósito puede llevarse a cabo.



Un poquito de historia.

El concepto de Escuela Dominical (Sunday School) nace en la Inglaterra de mediados del siglo XVIII, donde la educación era un lujo al alcance sólo de los hijos de clases altas / medias. Los niños, y no digamos las niñas, de las clases obreras trabajaban de lunes a sábado más de trece horas al día, con el fin de proveer para el mantenimiento de la familia. Robert Raikes, editor del Gloucester Journal, viendo la situación de estos niños, abrió en 1781 en la casa de la sra. Meredith una escuela en domingo, el único día libre que esos niños tenían para asistir a clase. Con la Biblia como libro de texto, les enseñaba a leer y escribir. En cuatro años, 250.000 alumnos eran atendidos en escuelas dominicales, y cincuenta años más tarde eran 1.200.000. Las escuelas dominicales de Raikes son consideradas como el embrión del sistema público educativo en Gran Bretaña.

Hoy en día, el concepto de Escuela Dominical se reduce a un ámbito puramente eclesial, donde se enseña a los niños y niñas los elementos básicos de la fe cristiana. Lógicamente el propósito no es ofrecer una enseñanza reglada, ni hay requisito de titulación para ejercer la enseñanza. Aunque en algunas iglesias evangélicas existe la costumbre de tener Escuelas Dominicales para adultos, nosotros organizamos la enseñanza bíblica para estas edades mediante otro sistema.



Las Escuelas Dominicales en la Iglesia Evangélica de Menorca.

En nuestra Iglesia en Menorca tenemos diversos grupos de Escuela Dominical, organizados según las edades y niveles académicos escolares. Su objetivo principal no es que los niños y niñas aprendan una serie de doctrinas, sino que se familiaricen con los rudimentos de la Biblia, que conozcan la oferta de Dios para todo ser humano: que Cristo ha venido a este mundo para que cada persona, sin distinción de género, raza, lengua, cultura o condición social, tenga la oportunidad de conocerle personalmente e iniciar una relación vital con él. Algunos tendrán este encuentro y aceptarán esta oferta. Otros decidirán libremente el no hacerlo. Una vez lo han decidido personalmente, ya a una edad en que tienen raciocinio y voluntad formada, pueden llegar a formar parte libremente de la iglesia a través del bautismo.



Organización de las Escuelas Dominicales en la Iglesia Evangélica de Menorca.

Escuela Dominical durante el culto de la mañana.

La distribución se hace teniendo en cuenta las edades de los niños, agrupando de ese modo niveles escolares similares en una misma clase. Las agrupaciones son flexibles ya que buscamos sobre todo que los niños y niñas se sientan cómodos en la clase donde se encuentren.

Infantil: 0 a 6 años.

Responsables: Sara Sintes y Gloria Sintes.

Primaria: 7 a 10 años.


Responsable: Olga Sintes.

Preadolescentes: 11 a 14 años.


Responsables: Eva Abril y Marta Sintes.

Adolescentes.


Otras actividades.

Fiesta de Navidad: la tradicional fiesta en que los niños y las niñas ofrecen su versión de la Navidad a través de obras de teatro, poesías, canciones, danza, etc.

 





Esperamos que el Señor nos dirija y bendiga en este ministerio. Contamos con su ayuda y con vuestras oraciones. También nos gustaría que si alguna persona piensa que puede servir al señor enseñando o cuidando niños nos lo comunique, todas las personas dispuestas a colaborar en las Escuelas Dominicales y guarderías de verano nos son de gran ayuda.